Crónica despedidas Parla

Parla es un punto de encuentro muy común en lo que a despedidas de soltero o de soltera se refiere.  El pasado fin de semana, dos de mis mejores amigos, Andrea y David, celebraron allí su despedida ya que ambos nacieron en el municipio.

La despedida de los chicos consistió en una comida más capea en Parla, con partida de paintball incluida. Nos contaron que lo pasaron muy bien, que el tiempo se les pasó volando y que fueron unas horas de diversión que le sirvieron al novio para coger fuerzas para la futura boda.

 

Las chicas, en cambio, preferimos algo más tranquilo. Como a la novia no le interesa para nada el tema de los boys, preferimos montarle una despedida de soltera diferente. Comenzamos la mañana del sábado acudiendo a un spa que previamente habíamos reservado y acordado que lo cerrasen para nuestro grupo. Dos horas de relax en la que alguna aprovechó para darse un masaje. Tras la relajante sesión, llegó el momento de la comida y posterior reunión tupper-sex, que resultó más divertida y práctica de lo que esperábamos.

 

Tras pasar el día separados, por la noche nos juntamos chicos y chicas en una discoteca para despedidas de solteros que está situada en Madrid capital. Fue así una forma de celebrar una despedida de chicos y de chicas, para terminar siendo una despedida mixta y así compartir la fiesta entre todos.

 

 

En definitiva, la despedida que celebramos en Parla fue todo un éxito, en el que hubo tiempo para todo, para pasar un buen rato entre chicas, para divertirse entre los chicos,  y para terminar la despedida todos juntos en la mejor discoteca para despedidas en Madrid.

Articulos Relacionados