La magia a la distancia de la ilusión

 

Los espectáculos de magia se suelen considerar como de dos tipos, atendiendo a la distancia que separa al ilusionista de su público, algo de lo que depende el ambiente que son capaces de crear estos profesionales del espectáculo. 

Por un lado, está la magia de cerca y por otro, la magia de escenario. Ambas diferentes, ambas para una forma de disfrutar de la sorpresa, de los efectos y de la personalidad del mago muy distintas entre sí. 

Magia de cerca y magia de escenario

La magia de cerca es aquella en la que el ilusionista apenas está separado de su público por una mirada, una mirada escrutadora, atenta a los detalles de los trucos y de los movimientos del mago. También se llama 'close-up', por su denominación en inglés y con frecuencia no suele haber más de veinte centímetros entre el especialista y los observadores.

Se produce un contacto, casi íntimo entre el mago y su público, y los trucos se circunscriben a lo que puede caber en las manos, en los bolsillos, en el sombrero, entre las cartas o en los pañuelos del ilusionista y en los de los participantes. Es la magia más pulida, la que no puede permitirse errores porque el público casi rodea a los ilusionistas. 

A veces, el mago se sirve de un simple juego de naipes para hacer diabluras con las cartas, pero, en ocasiones, va más lejos cuando entra a concurso palomas amaestradas que se dejan disolver en el aire dentro de jaulas que también se esfuman, por arte… de magia. Por supuesto.

El otro formato de magia, la de escena, es la que se propone para grandes escenarios, para audiencias más numerosas. Es, desde luego, la más espectacular, porque las dimensiones de las zonasentarimadas permiten introducir aparatos, hacer movimientos a los magos, a los ayudantes y a los figurantes y también es la que resulta más visible para el público, por lo menos para lo que el mago quiere que perciba su audiencia, no para los trucos, que eso queda entre él y sus ayudantes.

Son habituales de las magias de escena las desapariciones espectaculares, los aserramientos y desmembramientos de chicas engalanadas para la ocasión o los efectos de juegos de luces y sombras, y hasta la música muy adecuada, que crean el clímax ideal para la sugestión de la audiencia.

Magia para cualquier ocasión

Una empresa de eventos puede adaptar un modelo u otro de espectáculo de magia a cualquier fiesta o celebración en la que se quiera adaptar. La magia cercana tiene el atractivo de que el público puede implicarse mucho en las acciones del mago. Simplemente, están tan encima de los trucos del ilusionista que se puede decir que forman parte de ellos.  

En los espectáculos de magia de escena, el espectáculo prima más. La grandiosidad. El público se sienta ante la visión del mago en una actitud cercana a la del espectador de cine que vive con entusiasmo todo lo que sucede en la escena, pero sin implicarse físicamente. Bueno, todo, siempre dependiendo del mago, de su talante, de la capacidad para llegar al público, porque siempre es posible tomar alguien seleccionado de la audiencia e implicarlo. 

Como recordará cualquier responsable de una empresa de la organización y de la gestión de eventos, ésto es especialmente atractivo en el caso de las despedidas de solteros. El espectáculo resulta más sugerente y divertido cuando se traslada al protagonista o la protagonista de la fiesta a participar del truco de magia como ayudante. Desde luego, una fórmula para hacer de la despedida un encuentro inolvidable.

Por último, siempre existirá la posibilidad de hacer del espectáculo programado una combinación de las dos fórmulas de magia. Con una parte del espectáculo, en clave de escena, y con otra, con las maneras de la ilusionismo 'close-up'. 

Toda la magia, de lejos o de cerca, siempre a la distancia de la ilusión. 

Otros artículos relacionados:

Cuando el ilusionismo se convierte en magia a la carta

La fuerza de ventas se pone a trabajar, jugando y compitiendo

 

Articulos Relacionados