Los mandamientos de las despedidas de soltera

Vestido rojo, vestido blanco, por la Iglesia, por el Juzgado… Existe una infinidad de opciones a la hora de elegir la boda, pero todas tienen algo en común e inolvidable: la despedida de soltera. Esta clase de celebraciones surgieron con el propósito de conseguir regalos útiles para la feliz pareja pero, poco a poco, ha ido evolucionando y se ha convertido en la fiesta más esperada antes de una boda, tanto para los novios como para los amigos.

Pero encargarse de organizar una buena despedida suele traer más de un quebradero de cabeza. No porque sea una tarea aburrida, ni ardua, pero sí porque debes tener numerosas cosas en cuenta, pensar en todos los asistentes, el número de personas, los gustos de la novia… ¡pero no te preocupes! ¡Que siempre hay ideas que podemso darte!

Para empezar, aquí hemos plasmado los mandamientos de las despedidas de soltera, esas reglas que deberían cumplirse para que todo salga a pedir de boca. Los puntos más importantes para que las acividades, los disfraces, la organización ¡todo! quede bien atado.

Claves para una auténtica despedida de soltera

Una de las primeras cuestiones que debes tener en cuenta es la fecha. Elige una fecha que le convenga a todo el mundo. ¡Cuántas más seáis más lo disfrutaréis! La finalidad es pasarlo en grande y disfrutar de una noche, un día o un fin de semana por todo lo alto. Por eso, la organización se convierte en una cuestión fundamental. Te aconsejamos que elijas una fecha que se encuentre razonablemente alejada de la boda, en torno a mes y medio antes.

Cuestión dos: elegir el tiempo y el alojamiento. Debes pensar si queréis disfrutar de todo un fin de semana o únicamente un día. Organizaros entre todas para que cada una se encargue de alguna cuestión en particular. De este modo, conseguiréis que todo salga rodado y no acumularéis el estrés.

Los disfraces. Los disfraces en la despedida de soltera son fundamentales. No hay despedida sin disfraz. Busca uno que identifique a la novia claramente, que llame la atención y tenga que ver con ella, con su profesión, con su manera de ser, etc. Y teniendo en cuenta una máxima: El ridículo comedido en una despedida sí, la vergüenza no. Una cosa es disfrazar a la novia de algo gracioso, y otra que pase la mayor vergüenza de su vida. No olvides que el fin es pasarlo bien.

Las actividades son el alma de las despedidas. Buscad aquellas en las que sepáis que la novia va a disfrutar, va a encontrarse a gusto y va a poder divertirse con vosotras. Salir de fiesta podéis hacerlo cualquier día, pero disfrutar de un fin de semana con actividades multiaventura puede ser una experiencia irrepetible. Si decides reservar todo un fin de semana, podrás disfrutar mucho más de la experiencia, elegir un destino más lejano y realizar muchas más actividades. ¡Todo lo que se te ocurra! Empezar con un spa después de desayunar, jugar al paintball o realizar gymkanas… Las opciones son infinitas y con todas disfrutaréis como niñas.

Si vais a hacer actividades organizadas, que requieran a un profesional, como un tuppersex por ejemplo, debéis contratarlo antes. Sin duda puede ser una experiencia totalmente diferente y divertida ¡Atrévete a arriesgar!

Entre las reglas de cualquier despedida, hay un par que son inamovibles. En primer lugar, las conversaciones con el novio quedan restringidas a un par de mensajes tipo “estoy bien, no te preocupes”. ¡Tienes el resto de tu vida para hablar con él! Ahora es el momento de pasarlo genial con las amigas. La novia es la encargada de acordarse de qué pedís cada una en los bares. ¡De las rondas se encarga ella!

Las pruebas son totalmente obligatorias en cualquier boda. Seguramente conozcáis a otras personas que se encuentren de despedida de soltero/a. Aprovechar para realizar las pruebas de la novia puede ser una de las opciones más divertidas. ¡Seguro que lo disfrutáis mucho!

Si sois capaces de realizar bastantes fotos por el camino, podréis hacer un buen álbum de recuerdos que regalar a la novia. Plasmar una de las mejores experiencias de su vida puede ser un regalo muy sentido.

Ya solo queda realizar el viaje y disfrutar al máximo entre todas. Convertir una despedida de soltera en una de las mejores experiencias será más que gratificante.

Articulos Relacionados