Para los que tenéis una despedida entre manos para organizar y buscáis un destino fuera de España que tenga mucho por ofrecernos, nada mejor que celebrar despedidas en Lisboa. La capital lusa se ha modernizado en los últimos años a un paso acelerado, y actualmente es una de las capitales de Europa más vanguardistas y que esconde una gran cantidad de secretos para sus visitantes.

Su cercanía a Madrid y resto de España la convierte en uno de los destinos más solicitados para las despedidas que buscan realizar una pequeña escapada por Europa que dure un fin de semana, para celebrar una despedida diferente a lo que el panorama nacional ofrece y también para hacer esa escapada con amigos que lleváis tiempo planeando y para la que nunca encontráis el momento adecuado.

Una vez lleguéis a Lisboa, hay diferentes planes entre los que elegir para las despedidas en Lisboa. Si sois un grupo de chicas, podéis orientar el fin de semana a realizar compras, visitar los barrios más antiguos y con más encanto de la ciudad como Mouraria, La Alfama o el Barrio Alto, en donde podéis comenzar la noche. A partir de media noche el barrio Alto empieza a llenarse de ambiente, en sus innumerables pequeños bares, que resultan encantadores para comenzar la fiesta.

Algo más tarde, los grupos de despedidas en Lisboa pueden acudir a alguna de las más populares discotecas de la ciudad, que son tres o cuatros. Una de ellas, la más conocida de todas, es la discoteca Lux, situada en Santa Apolonia y que cuenta con varios ambientes. Desde su terraza podremos disfrutar de unas grandes vistas al amanecer si la fiesta ha dado para mucho, que es lo que por supuesto se espera en cualquier despedida que se precie. Son innumerables las opciones y planes que podemos encontrar en los viajes de despedidas en Lisboa.