Despedidas en Móstoles

Los grupos de despedidas en Móstoles tienen varias alternativas, bien sea realizando la despedida de soltera por la zona de marcha de Móstoles, bien cenando en un restaurante temático de Madrid como Animatiko ambientado en los años 80, disfrutando de una cena al puro estilo cabaretero de Casino años 20, o pasando un fin de semana junto a los amigos en Puente del Congosto, Salamanca, donde se encuentra el complejo Poblado Medieval, destinado a despedidas de soltero y soltera.

Despedidas de soltera en Móstoles

Las chicas que realizan despedidas de soltera en Móstoles tienen la posibilidad de acercarse a Poblado Medieval, situado en Puente del Congosto, Salamanca, a menos de dos horas de Madrid, y pasar un fin de semana junto a más grupos de despedidas de soltero y soltera, de viernes a domingo, contando con alojamiento en jaimas árabes por grupos, pensión completa y actividades como tiro con arco, piraguas y rocódromo entre otras.

El sábado por la noche en la cena temática, ambientada en la época medieval, se disfruta de un concurso de disfraces con premio para el grupo ganador. Tanto la noche del viernes como la noche del sábado disfrutaremos de la discoteca en el mismo complejo, sin tener la necesidad de salir del mismo para ir de marcha, algo bastante favorable teniendo en cuenta que es una despedida.

Despedida de soltero en Móstoles

Para las despedidas de soltero en Móstoles que acudan al Poblado Medieval y les guste el paintball, tienen la opción de añadir una batalla de paintball a la despedida de soltero comentándolo a la hora de realizar la contratación, teniendo en cuenta que esta actividad conlleva un suplemento. En las batallas de paintball disfrutarán batallando unos contra otros o realizando la conocida “caza al novio”, donde el afortunado, o desafortunado en este caso, recibirá más de un bolazo de pintura.

Como vemos si no quieres celebrar la despedida de soltero en Móstoles, el Poblado Medieval es la excusa perfecta para disfrutar de una despedida por todo lo alto, algo novedoso entre nuestros amigos, que será recordado como una de las mejores despedidas a las que hayamos podido asistir.