Son muchos los grupos que optan por organizar despedidas en Praga, y es que la capital de la República Checa es el escenario ideal para disfrutar de una despedida de película. Sus ciudad conocida como la de las Cien Torres te envuelve con su magia medieval y te hace sentir como si estuvieras en un auténtico cuento de princesas y de hadas.

Las despedidas de solteras que busquen celebrar una despedida de soltera en alguna ciudad de Europa y no tengan claro el destino, podrán vivir en Praga un fin de semana de ensueño lleno de belleza, tiendas para darse algún capricho, y sobre todo haciendo que sus sentidos disfruten al pasear por las calles de esta ciudad, que es en sí misma un auténtico museo.

Al ser una de esas ciudades atravesadas por un río, en este caso el Moldava, las despedidas en Praga disfrutarán paseando por sus preciosos puentes, podrán sumergirse en los barrios más históricos de la ciudad y empaparse con su historia. Como no, en cualquier despedida que se precie, el novio o la novia deben ser los verdaderos protagonistas del fin de semana. Si la fiesta nocturna es una parte importante en cualquier viaje entre amigos, en un viaje de despedida cobra una importancia aún mayor.

Cerca del Puente de Carlos encontramos la discoteca más famosa de Praga, Karlovy Lázně, con cinco pisos y situada en una antigua iglesia. Esta discoteca es considerada como la más grande de Centroeuropa y cuenta con 5 pisos, en los que disfrutar de distintos ambientes y estilos musicales. La fiesta en Praga dura toda la noche, y si lo que buscamos es algo de música Techno podemos acudir al Capeau Rouge.

Si queremos disfruta de las mejores vistas del Moldava y de la ciudad de noche, qué mejor forma de hacerlo en nuestra despedida en Praga que subidos a bordo de una increíble limusina. Podréis alquilarla por horas por un precio asequible, y así vivir una despedida llena de lujo en una de las ciudades europeas más bellas, y es que por algo cada más grupos optan por celebrar despedidas en Praga.